Top Menú

LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)
Consejos para que los niños se interesen por la lectura

Consejos para que los niños se interesen por la lectura

¿Qué padre no quiere que su hijo se aficione a la lectura desde bien pequeño? Y es que es un hábito que se puede llevar a cabo en el hogar y que tiene muchas ventajas para su rendimiento académico y su competencia lectora. En las líneas de hoy vamos a repasar los mejores consejos para que los niños se interesen por la lectura.

¿Qué hacer para que los niños se interesen por la lectura?

La lectura, más aún si se toma como una afición, tiene un montón de ventajas, entre ellas: ayuda a los niños a conocer las normas gramaticales, trabajan la memoria y la concentración y les permite dejar volar su inmensa imaginación. ¿Qué podemos hacer hacer como padres y maestros para que los más peques de la casa se interesen por la lectura? Primero de todo, leerles cuentos desde que son bebés, es así que podrán familiarizarse con los libros. Segundo, dejar libros y cuentos a su alcance para que los puedan leer siempre que quieran y tercero, seguir los consejos que a continuación compartimos contigo:

Si tú lees, ellos leerán

Como ya bien sabes, los peques aprenden por imitación de los padres, así que si tus hijos te ven leer en casa de vez en cuando, es muy probable que ellos cojan el libro que has puesto a su alcance. Si tienen curiosidad por saber de qué trata tu libro, adelante, compartir la lectura también da buenos resultados.

Interesarse por su lectura

Al igual que ellos te preguntan qué estás leyendo, comparte tú también su lectura y pídeles que te cuenten sobre lo que están leyendo. A su vez, si tu hijo lee el cuento en voz alta para que le ayudes, cosa que suelen hacer cuando recién se inician el mundo de la lecto-escritura, permite que interrumpa las veces que quiera par hacer comentarios. La letras y los dibujos que ven en los cuentos desarrollan su imaginación y así nos lo hacen ver.

Crea una rutina de lectura

Organizarse y establecer una rutina en la que la lectura tenga su espacio exclusivo igual que lo tiene ver un rato los dibujos o salir a pasear en familia es de gran ayuda para que niños y niñas se aficionen a la lectura. El hábito de leer se ha de crear desde que los niños son bebés y a su vez ser contantes para mantenerlo.

Ser constantes pero también flexibles

Se trata de que vean la actividad de leer como algo lúdico y no como una obligación. Claro está que tienen que leer como parte de las tareas complementarias que hacen en la escuela, pero si somos flexibles y les dejamos escoger los libros o posponemos la lectura para otro día si están cansados, tendremos mucho trabajo ganado, ¿no crees?

Escoge libros acorde a la edad del niño

Un error muy común es elegir libros que no tienen interés alguno para los niños o que son muy complicados para su edad. Si tienes dudas acerca de qué cuentos escoger para tus hijos, pide consejo en el colegio o en la biblioteca de siempre. Por cierto, leer en la biblioteca es un recurso excelente que suele gustar mucho a los peques.

Cualquier situación es válida para lograr que los niños se interesen por la lectura

Leer en la escuela y en casa, por supuesto, pero también se puede leer el cartel de la tienda a la que vamos a entrar o el folleto de publicidad que hay en el buzón de casa. ¡Todo vale cuando se trata de leer!

El ejemplo y la comprensión son la mejor manera para conseguir que los niños se interesen por la lectura. ¡Ahora ya sabes cómo hacerlo!

Comparte

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt