900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)
lactancia fases bebe

Descubre las fases de la lactancia de tu bebé

La leche materna es el único alimento que han de tomar los bebés en los primeros meses de vida, sin necesidad de otro tipo de líquidos, como el agua, ya que pueden ser perjudiciales para el desarrollo de su organismo. Durante el periodo de lactancia, no solo es el bebé quien se beneficia de la leche materna, sino que, además, es vital para la recuperación postparto de la propia madre. El periodo de lactancia es necesario para el desarrollo y el crecimiento del bebé, aportándole múltiples beneficios como nutrientes, inmunidad a posibles enfermedades crónicas o energía para el desarrollo físico del bebé. La leche materna es fácilmente digerible por los bebés y favorece una adecuada flora intestinal, por lo que protege frente a las diarreas bacterianas.

La leche materna es producida por la mujer después del parto y se puede hablar de tres etapas diferentes: el calostro, la leche de transición y la leche madura. El cuerpo humano es muy sabio y, por ello, durante la lactancia, la leche de la madre pasa por estas diferentes etapas en función de la edad y el tiempo de desarrollo del bebé, siendo el calostro el primer alimento esencial para aportar los nutrientes necesarios al bebé. Una vez que el bebé ha crecido un poco y se ha desarrollado, se llega a la etapa final donde la leche madura es mucho más blanca y elaborada por el cuerpo de la mujer.

Calostro

Son las primeras segregaciones después del parto y se produce durante los cinco primeros días. El calostro es un líquido amarillento y espeso muy rico en proteínas, vitaminas liposolubles (A, D, K y E), minerales y sodio. También contiene inmunoglobulina que aporta inmunidad al bebé para protegerle de las enfermedades bacterianas y virales. El calostro es la leche que más vitaminas aporta al bebé y actúa como un laxante suave para el bebé, preparando, mediante anticuerpos, su aparato digestivo a la futura leche materna que ingerirá. En esta fase de lactancia, se suele amamantar al bebé cada dos o tres horas ya que es muy bajo en volumen.

Leche transicional

Es un líquido de color blanco azulado y que se produce a la semana de nacer el bebé. Posee un mayor contenido en grasas, lactosas y vitaminas hidrosolubles que el calostro, por lo que aportará mayor número de calorías al bebé. Este tipo de leche tiene una duración de dos semanas, aproximadamente, y, durante esta fase, la mujer notará los pechos mucho más grandes, firmes e incomodos, debido al aumento brusco de la secreción de leche. Precisamente para aliviar este dolor, es muy bueno dar el pecho.

Leche madura

Esta leche es un líquido más blanco y consistente y se empieza a producir a la tercera semana de nacer el bebé. Esta leche materna aporta al recién nacido todos los nutrientes y calorías necesarias para el crecimiento y desarrollo durante los seis primeros meses de vida. Se divide en dos tipos: la leche inicial y la leche final. La que primero tiene lugar es, como su mismo nombre indica, la leche inicial que contiene agua, vitaminas y proteínas. Por último, la leche final contiene altos niveles de grasas, quedando el pecho casi vacío.

 

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt