900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Embarazo múltiple. ¡Que vienen dos!

En la última década estamos asistiendo a un incremento progresivo de los embarazos gemelares, debido fundamentalmente al empleo de técnicas de reproducción asistida. Aunque en muchas ocasiones la noticia es recibida con enorme alegría y muchas parejas creen que es mejor tener dos hijos en un solo embarazo, no podemos dar la espalda a la realidad, ya que una gestación múltiple conlleva un riesgo más elevado, tanto para la madre como para los fetos.

En todo embarazo gemelar se incrementa el riesgo de complicaciones maternas tales como vómitos, reflujo gastroesofágico, varices, lumbociática, cólicos nefríticos, así como la dificultad de movimiento en fases más avanzadas de la gestación. También es más frecuente la anemia ferropénica, la diabetes gestacional, la enfermedad hipertensiva del embarazo y el tromboembolismo. La sobredistensión del músculo uterino que alberga dos embarazos, ocasiona el inicio de contracciones antes de que la gestación haya alcanzado la semana 37, con el consiguiente riesgo de parto pretérmino y las secuelas que conlleva la prematuridad en los recién nacidos.

Existen diferentes tipos de gestación gemelar y es muy importante su diagnóstico, no solo para saber si los niños serán idénticos, sino para evaluar las posibles complicaciones que pueden surgir en el embarazo. El 70% de los embarazos gemelares son dicigotos, es decir proceden de la fecundación de dos óvulos por parte de dos espermatozoides, dando lugar a dos fetos genéticamente diferentes, cada uno con su placenta y su bolsa de líquido amniótico. En el 30% restante, un espermatozoide fecunda un óvulo, pero este óvulo fecundado sufre una división temprana dando lugar a dos gemelos monocigotos que son genéticamente idénticos. Si la división tiene lugar en los primeros cuatro días después de la fecundación, los fetos tendrán cada uno su propia placenta y su bolsa de líquido amniótico, al igual que sucedía en los gemelos dicigotos. Pero en un 65% de casos esta división se produce entre el 4º y el 8º día, y así los gemelos tendrán cada uno su bolsa pero compartirán placenta, es lo que llamamos gestación monocorial (una sola placenta) biamniótica (dos bolsas). Si la división es más tardía, compartirán placenta y bolsa (monocorial-monoamniótica) y si es posterior al 14º día, dará lugar a un embarazo con gemelos siameses, situación afortunadamente muy poco frecuente. Desde el punto de vista médico, la importancia no radica en si los gemelos son genéticamente idénticos o no, sino en la existencia de una o dos placentas, es decir si son monocoriales o bicoriales, siendo este último caso de mejor pronóstico.

El diagnóstico de la gemelaridad se realiza mediante el estudio ecográfico, que es también de extrema utilidad para determinar ante qué tipo de embarazo gemelar nos encontramos y de esta forma planificar un adecuado control prenatal. Se debe informar a la pareja de los riesgos de forma individualizada y se debe llevar a cabo un control estricto. El suplemento diario de la dieta debe ser de 300 Kcalorías, con un increnmento ponderal entre 16 y 20 Kg. Además de los controles analíticos habituales, es conveniente llevar a cabo uno más entre el 2º y el 3º trimestre, así como iniciar las monitorizaciones en la semana 36. Los controles ecográficos deben ser más frecuentes que en una gestación con feto único y si se trata de una gestación monocorial, estos controles deben realizarse cada 15 días con el fin de detectar la aparición del llamado síndrome de transfusión feto-fetal. Este cuadro se caracteriza por la aparición de comunicaciones vasculares en la circulación de ambos fetos que ocasiona un desequilibrio crónico, con graves consecuencias y empeoramiento del pronóstico.

En ausencia de complicaciones, el embarazo debe finalizar alrededor de la semana 38 y aunque es posible el parto vaginal, la tasa de cesáreas se ve incrementada notablemente en las gestaciones múltiples.

Comparte

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt