900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

¿Es necesario realizar siempre una episiotomía?

La episiotomía consiste en una incisión quirúrgica que se realiza en el periné (región anatómica correspondiente al piso de la pelvis) materno, con el fin de ampliar el canal del parto y de esta forma abreviar el periodo expulsivo y evitar desgarros.

Fue introducida en la práctica clínica en el siglo XVIII, y su empleo se extendió de forma prácticamente universal en la asistencia al parto en países desarrollados. Sin embargo, en los últimos años, se ha cuestionado su utilidad y se han puesto de manifiesto algunos inconvenientes que esta práctica conlleva, como el dolor del periné durante el puerperio (período que inmediatamente sigue al parto y que se extiende el tiempo necesario (usualmente 6-8 semanas) o 40 días para que el cuerpo materno —incluyendo las hormonas y el aparato reproductor femenino— vuelvan a las condiciones pregestacionales, aminorando las características adquiridas durante el embarazo).

Hoy en día, se tiende a un uso más restrictivo de la episiotomía, reservándola para los casos de partos difíciles (por ejemplo, cuando es necesaria la realización de un fórceps) o cuando exista riesgo de pérdida del bienestar fetal durante el expulsivo. En cualquier caso, la experiencia de la persona que atiende el parto es fundamental a la hora de determinar si es necesario realizar o no una episiotomía, evaluando los beneficios y los riesgos en cada caso concreto.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt