900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Hasta qué edad es adecuado alimentar al bebé solo con leche materna

Seguro que como madre primeriza muchas dudas rondan por tu cabeza, entre ellas la cuestión de la lactancia. La lactancia es un proceso básico para el crecimiento, desarrollo y salud de nuestro bebé. La leche materna , sin necesidad de otro tipo de líquidos, como el agua, ya que pueden ser perjudiciales para el desarrollo de su organismo. Durante el periodo de lactancia, no solo es el bebé quien se beneficia de la leche materna, sino que, además, es vital para la recuperación postparto de la propia madre.

Dar leche materna al bebé durante los primero meses tiene múltiples beneficios, entre ellos, la cantidad de nutrientes que aporta y la inmunidad que adquiere el cuerpo del bebé para evitar posibles enfermedades crónicas e, incluso, obesidad. También aporta energía para el desarrollo físico del bebé, quien con el paso de los meses se convierte más receptivo a los estímulos. La leche materna es fácilmente digerible por los bebés y favorece una adecuada flora intestinal, por lo que protege frente a las diarreas bacterianas.

Según ha recomendado la Organización Mundial de la Salud, la edad adecuada para dejar de alimentar al bebé solo con leche materna es hasta los 6 meses, es decir, a los 180 días de nacer. A partir de los 6 meses, se recomienda alternar la leche materna junto a otros alimentos complementarios, dejando la posibilidad de seguir dando algún que otro biberón hasta los 2 años como máximo. Entre los 6 meses y los 2 años, se recomienda ir introduciendo alimentos variados y más sólidos (como purés, frutas etc.) en la dieta del niño entre 2 y 3 veces al día entre los 6 y 8 meses de edad; 3 veces al día entre los 9 y 11 meses; a partir de los 12 meses hay que habituar al bebé a 3 comidas diarias.

La decisión de dejar de dar leche materna puede variar en función de la mujer y del bebé, pero siempre es una fase delicada, ya que es el momento en el que muchos bebés pueden ser diagnosticados con problemas nutricionales. De ahí la importancia de que los alimentos que empecemos a dar a nuestro bebé sean los adecuados, se preparen de forma higiénica y sepamos habituarle al sustituto de su apreciada leche. La nueva dieta del bebé ha de alternar verduras, legumbres hervidas o hechas puré, pescados, carnes, huevos y otros productos lácteos.

Pese a que la edad recomendada para empezar a dar alimentos complementarios progresivamente sean los 6 meses, cada bebé y cada madre tiene una situación diferente y habrá casos en los que se le siga dando algún biberón con más de los 2 años. Por eso, es muy importante acudir al pediatra y solventar este tipo de dudas que pueden hacernos saber si verdaderamente nuestro bebé debe seguir tomando leche materna o hay que sacarla por completo de su dieta.

Comparte

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt