900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Los bancos de sangre de cordón umbilical en España

España es un país “extraño” desde la perspectiva de los bancos privados de sangre de cordón. Nuestro país tiene un sistema de salud descentralizado comprendido por 19 CCAA (Comunidades Autónomas) que regulan de forma independiente sus propios hospitales. Algunas de las autonomías son tan pequeñas como una sola ciudad (como es el caso de Ceuta y Melilla). Probablemente sea complicado entender que un país tan pequeño tenga una estructura sanitaria tan complicada para aquellos que no vivan en territorio español. Esta organización viene determinada por la propia idiosincrasia cultural y política de España.

 

Las regulaciones de sangre de cordón en Europa y España

Actualmente, la legislación nacional que regula la forma en que gestionamos los bancos privados de sangre de cordón en España es el Real Decreto-Ley 9/2014 del 4 de julio de 2014. Esta regulación es una adaptación de la Directiva de la Unión Europea 2004/23 que regula las células y tejidos humanos y que fue aprobada tanto por el Parlamento como por el Consejo Europeo en marzo de 2004. Posteriormente, la UE aprobó la Directiva de 2006/17 el 8 de febrero de 2006 y la Directiva 2006/86 en octubre de ese mismo año para cumplir los requisitos técnicos de la directiva original.

Los reglamentos sobre la sangre de cordón en España comenzaron en el 2006 (Real Decreto 1301/2006 del 10 de noviembre) y son prácticamente los mismos que los de la Unión Europea. Si bien esta normativa es aplicable en todas las regiones de nuestro país, cada Comunidad Autónoma posee diferentes competencias en salud y puede interpretar esta legislación sin interferencia del Ministerio de Sanidad.

Un resumen de las regulaciones sobre la preservación y almacenamiento de las células y tejidos humanos en España:

  1. La UE establece una posición común en esta área.
  2. Los países miembros de la UE deciden cómo hacer cumplir la posición del organismo europeo. En España, esta posición ha sido adoptada como la normativa vigente.
  3. En España, las CCAA pueden realizar las siguientes acciones:

-Aumentar (nunca disminuir) el alcance de la regulación

-No elaborar legislación propia y aplicar la Ley Nacional.

 

Las facilidades de los bancos de sangre de cordón en España

Nuestra legislación diferencia los “centros de recogida” de los “bancos de tejidos” por sus diferentes formas de obtener la acreditación dentro de su propia región sanitaria.

En España hay siete bancos públicos de sangre de cordón y también 213 hospitales, entre los que hay centros públicos y privados, que están acreditados para la donación pública.

Existen dos bancos privados con licencias completas para el procesamiento y almacenamiento, siendo IVIDA uno de ellos, y otros dos con solo la autorización para el procesamiento.

Es en este punto cuando el lector puede preguntarse: ¿es posible que las familias españolas puedan almacenar la sangre de cordón de forma privada? La respuesta es: depende.

 

El almacenamiento de la sangre de cordón en España nunca es totalmente privado

Regresamos de nuevo a los aspectos que determinan como “extraña” a la situación de nuestro país en este asunto. IVIDA es un banco de sangre de cordón privado que cuenta con una licencia completa, por lo que en teoría las familias podrían firmar un contrato con nosotros para almacenar la sangre del cordón umbilical de su hijo. Pero esto tiene algunas limitaciones.

En virtud de los reglamentos nacionales en nuestro país, cualquier unidad de sangre de cordón almacenada en España debe someterse a la declaración obligada de Antígenos Leucocitarios Humanos (siglas HLA en inglés) perteneciente a un registro internacional. De ahí que cada unidad de sangre de cordón almacenada en España esté incluida en el registro internacional como una potencial unidad de uso público en el caso de que por sus características se ajuste a las necesidades de un paciente que necesite hacer uso de dicha unidad.

Por lo tanto, la banca privada de estos tejidos en España no se contempla. Para acomodar a las familias que desean almacenar de forma privada, todos los bancos de sangre de cordón que operan en España ofrecen un almacenamiento final en otro país donde esta práctica sí que está permitida para el uso privado y exclusivo. Por esta razón, IVIDA posee unas segundas instalaciones en Portugal.

 

La recogida de muestras de sangre de cordón en España: teoría Vs. práctica

En teoría, bajo la legislación nacional, el único requerimiento que se les exige a las familias para recoger la sangre del cordón umbilical de sus hijos es que se firme un acuerdo entre el “centro de almacenamiento” y el “banco de tejidos”. Dicho acuerdo especificará la preparación de los kits de recogida de muestras, la custodia del kit  dentro de los hospitales, la capacidad de controlar cómo se realiza el transporte del mismo, etc.

Dentro de las 19 CCAA, existen solo cuatro en las que está permitida la recogida de muestras de la sangre de cordón para el almacenamiento privado.

En aquellas regiones, la recogida de muestras puede tener lugar tanto en un hospital público como privado que esté acreditado como “centro de recogida”.

En las 13 regiones restantes, el depósito de sangre de cordón está prohibido en hospitales públicos,  ya sea porque no existen normas propias de las CCAA en materia de recogida privada de la sangre de cordón o porque no está permitido hacerlo sin ofrecer explicaciones oficiales a los bancos o a las familias. Esto es un poco extraño ya que existen muchos hospitales dentro de esas regiones que están acreditados como “centros de recogida”. Pero las familias en estos lugares no pueden recoger la sangre de cordón de sus hijos a través de un banco privado porque las autoridades sanitarias autonómicas deniegan o incluso prohíben los bancos privados. Aunque, teóricamente, el único trámite burocrático es obtener un acuerdo firmado entre el banco de sangre de cordón y el hospital.

 

El puente entre el almacenamiento privado hacia la cesión pública

IVIDA envía más del 99% de las muestras de sangre de cordón que obtenemos de nuestros clientes a nuestras instalaciones de Lisboa (Portugal) para el almacenamiento privado individual. Sin embargo, poseemos un número de unidades de sangre de cordón que se almacenan de forma privada en España y que, por lo tanto, están a disposición de la Organización Española de Transplantes.

En abril de 2014, recibimos una solicitud del registro nacional de Colombia para confirmar los resultados del test de una de las unidades privadas de sangre de cordón almacenadas en nuestras instalaciones en Madrid. La unidad había sido depositada por una familia española en febrero de 2013 y era compatible para un paciente en Colombia que necesitaba un trasplante de células madre debido a padecer leucemia linfoblástica aguda.

Cuando les dijimos a los padres que un paciente necesitaba la sangre del cordón de su hijo, en lugar de mandar esta unidad directa a Lisboa (que era el procedimiento legal por contrato), decidieron donar la unidad para esta persona enferma.

Tras facilitar el informe de calidad de la unidad (identificación, la prueba de evaluación de los antígenos leucocitarios humanos-HLA, pruebas de sangre materna para analizar posibles marcadores de enfermedades infecciosas, etc.), la unidad fue enviada a Colombia en mayo de 2014. El paciente recibió con éxito el trasplante de la sangre de cordón umbilical en julio de ese mismo año.

Este fue nuestra primera experiencia en la que una unidad privada de sangre de cordón era solicitada por un paciente y se produjo la transición para ser cedida como una unidad pública. IVIDA decidió reembolsar a la familia todos los gastos y abonó lo requerido  para las pruebas necesarias para ceder la unidad. Es importante destacar que en IVIDA realizamos estas pruebas de forma rutinaria con todas las muestras a excepción de la confirmación del HLA que solo se efectúa si hay una solicitud para liberar una unidad destinada a terapia.

 

Conclusiones y planes de futuro

Esta historia muestra por qué afirmamos que la situación de la industria de los bancos de sangre de cordón en España es un poco “extraña”. Existen bancos privados, como IVIDA, pero incluso habiendo invertido en equipamientos dentro de nuestro país, tenemos que invertir fuera de España para ser capaces de mantener de forma privada las unidades de sangre de cordón de nuestras familias.

Además, en algunas regiones podemos operar normalmente, con el consentimiento de las autoridades sanitarias autonómicas (centros públicos y privados), mientras que en otras zonas nuestra actividad no está regulada o incluso está prohibida. IVIDA, junto con otros bancos de sangre de cordón de España, está trabajando para desarrollar una práctica legal estándar para todos los territorios españoles.

Este artículo sobre los bancos de sangre de cordón en España y sobre IVIDA forma parte de la Newsletter de abril de 2015 de la fundación Parent’s Guide to Cord Blood. Esta organización, que ya cuenta con 17 años de experiencia, tiene como objetivo educar a los padres acerca de las terapias médicas de sangre de cordón y de las diferentes opciones de almacenamiento.

Es la primera vez que una empresa española participa en esta iniciativa.

 

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt