Top Menú

LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)
Mi hijo pega cuando está enfadado

Mi hijo pega cuando está enfadado: ¿Qué debo hacer?

¿Conoces esa frase que dice que los niños son los reyes del hogar? Razón no le falta. Nos alegran el día y nos hacen sonreír tan solo con su presencia. Claro está que los más peques de la casa también tienen su carácter y así nos lo hacen ver cada dos por tres. ¿Tu hijo a veces pega cuando está enfadado? Si así es, ¡sigue leyendo! Te contamos cómo debes actuar para ponerle límite desde el cariño y el respeto.

¿Por qué mi hijo pega cuando está enfadado?

Que un niño pegue a sus papás o a otro niño es una expresión del enfado que siente porque se tiene que ir a casa y no le apetece, porque no puede comerse esas chuches que tanto le gustan o porque está cansado y eso le hace estar irritable. En otras ocasiones esos comportamientos son causa de la frustración, es decir, el niño o la niña se enoja y trata mal a los demás porque no le ha salido algo como quería, se siente frustrado consigo mismo y necesita ‘pagarlo’ con los demás para dejar salir así ese sentimiento que nota por dentro.

Sea el motivo que sea por el cual tu hijo llega a pegar a los demás lo que has de hacer es apartarle en ese momento para que vea que su actitud no es la adecuada y, una vez esté más calmado, explicarle las cosas.

Ten claro que estos comportamientos no se cambian de la noche a la mañana. Lo más probable es que hables con tu hijo para que entienda las cosas y que al día siguiente cuando esté enfadado o cansado vuelva a hacer lo mismo. Tranquila, es cuestión de tiempo que deje de hacer esas cosas.

Veamos paso a paso qué debemos hacer si un niño pega cuando está enfadado.

Habla con él para que comprenda las cosas

Decirle al niño las razones por las que no debe pegar cuando aún está enojado caerá en saco roto, no así si lo hacemos cuando ya esté tranquilo. Debemos hablarle con palabras sencillas que pueda comprender, contarle que si pega a los demás les hace daño e incluir frases tipo: ‘si empujas a los amigos en el parque o en el cole no van a querer jugar contigo’.

Ponle una consecuencia

Si el pequeño vuelve a tener la misma actitud debemos repetir el primer paso, es decir, llevarlo a otra parte para que no siga pegando y hablarle de nuevo. Aquí ya podemos incluir una pequeña consecuencia tipo ‘vas a tener que estar cinco minutos en el banco para pensar en lo que has hecho’. Evita en la medida de lo posible ceder a lo que te pide, si ahora no es el momento así lo deberá comprender.

Haz las preguntas adecuadas

Muchas veces se trata de dar con la causa por la que el niño o la niña trata mal a los demás para así poder darle solución. Preguntas sencillas como ‘¿por qué estás enojado?’ ‘¿Te has sentido mal porque no te ha salido el dibujo como tú querías?’ Serán de gran ayuda para que tu hijo pueda expresar sus emociones.

Qué NO debes hacer si tu hijo pega cuando está enfadado

Veamos ahora qué es lo que no hay que hacer para evitar agravar más estas situaciones:

  • No le pegues bajo ningún concepto. Si queremos que él no pegue hemos de mostrárselo con el ejemplo.
  • Hablaremos de consecuencias, no de castigos, esta palabra solo conseguirá que se sienta aún más frustrado.
  • Evita compararle con sus hermanos o con otros niños de su edad.
  • No dejar que hable de sus emociones o sentimientos en el momento que así lo desee es otra cosa que debemos evitar.
  • Nunca le hagas sentir que ‘es un niño malo’ por pegar a alguien. En su lugar dale las herramientas adecuadas para que pueda gestionar sus emociones y pueda solucionar por otra vía lo que le ocurre.

Ahora que ya sabes qué hacer si tu hijo pega cuando está enfadado seguro que te sientes mucho más tranquila. ¡Misión cumplida!

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt