Top Menú

LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)
Ni castigos ni premios, estas son las alternativas respetuosas que ofrece la disciplina positiva

Ni castigos ni premios, estas son las alternativas respetuosas que ofrece la disciplina positiva

¿Podemos educar a nuestros hijos sin usar premios y castigos cada dos por tres? Sí, podemos y debemos. Hay vida más allá de estar continuamente diciendo a los niños que esto está bien hecho y por ello te recompenso o aquello está mal y por ello te pongo un castigo. Se trata de la disciplina positiva, estas son las claves y las alternativas respetuosas para llevarla a cabo. ¡No te lo querrás perder!

Por qué no debes castigar a tus hijos

Común es pensar que si no castigamos a un niño por aquello que consideramos mal comportamiento en verdad lo que hacemos es no ponerle los límites que tanto necesitan, sin embargo, la disciplina positiva afirma que con los castigos tienen estos efectos:

  1. El castigo genera relaciones verticales, es decir, el adulto tiene el poder y le dice a un niño que haga algo que no le gusta, le hace sentir mal, con el fin de que a la próxima vez haga las cosas bien. ¿No te parece un mensaje contradictorio y difícil de entender? La psicóloga Jane Nelsen decía que ‘¿quién nos ha hecho creer que para que un niño se sienta bien, primero hemos de hacerle sentir mal?’.
  2. El niño se siente frustrado y triste pues no comprende por qué ha de irse al rincón de pensar o por qué se ha quedado sin su rato de dibujos. Esto hace que asuma el papel de ‘niño malo’ y vuelva a repetir ese tipo de conductas.

Por qué no debes usar premios con los niños

Los papás y las mamás nos creemos que premiar a un niño por sacar buenas notas o por acabarse la cena es algo bueno para ellos, sin embargo, lo cierto es que, nuevamente, le mandamos mensajes contradictorios. ¿Tiene que esforzarse en el cole porque es lo que hay que hacer? ¿O debe hacerlo solo para conseguir un juguete nuevo?

Los niños tiene que poder hacer sus propios juicios y encontrar la motivación interna, dicho de otro modo, deben aprender que, poco a poco, deben ser capaces de tomar decisiones propias en base a su deseos y objetivos.

Si un niño es premiado cada dos por tres, está recibiendo el aprendizaje de que los demás deben validar su conducta. Su responsabilidad y su capacidad de autorregularse quedan en un segundo plano.

¿Qué es la disciplina positiva? ¿Cómo podemos usarla con nuestros hijos?

La corriente de la disciplina positiva, a la que se le suman otras como la crianza respetuosa, habla de alentar y motivar a los niños y de hacerles entender que han de ser respetuosos y responsables siempre dejando ver que los padres somos su punto de referencia y apoyo.

El psiquiatra Rudolph Dreikurs decía que: ‘un niño necesita aliento como una planta necesita agua’. Con este tipo de mensajes los niños ven que son aceptados y queridos, lo que se traduce en una mejora de su autoestima. Y para ello debemos…

  • Conocer el momento evolutivo en el que se encuentra.
  • Entender al pequeño así como sus ganas de descubrir el mundo.
  • Evitar decir palabras como ‘malo’ o ‘mal comportamiento’.
  • Crear un ambiente adecuado para él.
  • Estar a su lado siempre para guiarle.
  • Explicarle con palabras que pueda comprender por qué esto sí se puede hacer y esto no.
  • Mostrarle amor incondicional en todo momento, incluso cuando estamos enfadados.

En lugar de premios reconoceremos su esfuerzo y su trabajo; en lugar de castigos hablaremos de consecuencias. Por ejemplo, si no has hecho los deberes no te quedará tiempo de salir al parque, incluyendo siempre frases de ánimo y haciendo ver que podemos ayudarle con las tareas para que pueda disfrutar de su rato de juego.

De este modo no solo estaremos motivando a los niños y sino que además crearemos relaciones horizontales en las que todos los miembros de la familia son iguales.

¿Qué opinas tú sobre la disciplina positiva? ¿Crees que nos ofrece alternativas respetuosas útiles para la educación de los niños?

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt