900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Nuevo enfoque sobre el tratamiento del Alzheimer con células madre

El Alzheimer es una enfermedad cerebral que causa problemas en la memoria, en la forma de comportarse y en la forma de pensar y que afecta a la vida diaria del que lo padece. Su forma más común es la demencia, que se suele presentar en la mayoría de los casos a partir de los 60-65 años de edad.

El paciente suele comenzar a olvidar las cosas, a no retener cierta información que le dan o a despistarse en sitios tan familiares y cotidianos hasta el momento para él como su propia casa. Con el paso del tiempo los síntomas empeoran y el enfermo puede incluso no llegar a reconocer a su esposa o hijo, a perder la capacidad de hablar, escribir o leer o a verse incapaz de realizar ciertas rutinas como lavarse los dientes o cepillarse el pelo.

Son muchos los estudios que se están haciendo hasta la fecha para encontrar un tratamiento que frene el Alzheimer, pero por ahora queda mucho recorrido por andar. Una de las vías en las que recientemente se está trabajando es la utilización de células madre.

¿Cómo podrían las células madre plantarle cara a esta enfermedad tan dura? Se ha descubierto que los enfermos de Alzheimer producen menos cantidades de neurotrofinas, proteínas esenciales para el correcto desarrollo del cerebro. De ahí que la implantación en el cerebro de una persona con Alzheimer de células madres podría ayudar a reparar el cerebro humano.

Ensayos clínicos con células madres en pacientes con Alzheimer

Por ahora son solo ensayos clínicos que se están llevando a cabo, sobre todo en la Universidad de Miami (Estados Unidos), con cinco pacientes en distintas fases de la enfermedad, pero ya se ha empezado a ver que  las células madres pueden mejorar o o frenar esta lacra que afecta cada vez más a la sociedad. Así al menos lo considera uno de los responsables del ensayo clínico Bernard S. Baumel: “Las células madre adultas son potentes antiinflamatorios. Las características placas amiloides que se encuentran en el cerebro de pacientes con enfermedad de Alzheimer producen inflamación, y las células madre pueden reducir la inflamación”, y añade: “El Alzheimer también afecta a la capacidad del cerebro para producir adecuadamente nuevas células cerebrales en un área relacionada con la memoria conocida como hipocampo. Las células madre pueden estimular el cerebro para producir estas células, necesarias para la memoria. Creemos que una infusión de células madre mesenquimales puede mejorar o, al menos, detener la progresión de la enfermedad”.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt