Top Menú

LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)
Por qué debes hablar con tu bebé cada día

Por qué debes hablar con tu bebé cada día

¿Sabías que hablar con tu bebé cada día además de una muestra de amor es de gran ayuda para su desarrollo? Por muy pequeño que sea, tu hijo ya está deseoso de conocer poco a poco el mundo que le rodea y nada mejor para ello que oír palabras de su mamá y su papá. En las líneas de hoy te contamos cuáles son los beneficios que aporta a tu bebé el mero hecho de que le hables a diario.

Las ventajas de hablar con tu bebé a diario

Hablar con el bebé y hacerlo cada día desde que recién llega a este mundo o incluso cuando está en el vientre materno tiene muchas ventajas para el pequeño y también para sus papás. Aquí te contamos las principales pero verás que cuando empieces a hablar a tu hijo descubres que en verdad son muchas más. ¡Vamos a verlas!

  • Mejora su lenguaje y aumenta su capacidad cerebral pues favorece su desarrollo neuronal y emocional. Por otro lado, su vocabulario se vuelve mucho más rico.
  • La repetición de palabras sencillas ayuda a los más peques de la casa a recordarlas y a establecer relaciones entre las mismas de forma sencillas. A su vez, se crea una asociación entre la palabra y la imagen o el objeto en sí.
  • Hablar a los bebés de forma rutinaria ayuda a mejorar las habilidades de procesamiento del lenguaje y su capacidad de procesar información lingüística.
  • Escuchar la voz tranquila y relajada de la madre o el padre sirve para calmar al pequeño y para eliminar cualquier situación de estrés o nerviosismo. Una terapia efectiva y muy sencilla de llevar a cabo.
  • Se crean vínculos afectivos y emocionales entre el pequeño y sus padres que durarán toda la vida.
  • ¿Sabías que comunicarse con el bebé mejora el estado de ánimo de la madre tras el parto? ¡Son todo ventajas!

Cómo hablar con tu bebé cada día

Quizás te parezca raro al principio hablar con tu bebé cada día, pero verás que en cuanto los hagas un par de veces te acostumbrás y verás también que resulta muy amoroso y de lo más entretenido para ti. La pregunta ahora es cómo hablarle. Tienes tantas opciones como quieras. Nosotros te proponemos dos que seguro te encantarán. La primera de ellas es que le narres las cosas que vas haciendo de forma rutinaria como por ejemplo, ‘es hora de cambiar el pañal, comer un poco de papilla y de dormir una siesta para recuperar energía’. A los niños de corta edad les gusta mucho escuchar la voz de su mamá y su papá, por otro lado les da seguridad seguir una rutina y conocer lo que van hacer después.

La segunda opción que tienes para comunicarte con tu pequeño es dedicar un rato exclusivo del día a contarle algo, puedes simplemente sentarte a su lado y decirle unas palabras acerca de lo que has hecho por la mañana o leerle un cuento. Que no te sorprenda si notas que te escucha con suma atención.

Como consejos a tener en cuenta, te diremos que uses palabras sencillas que sean de su comprensión. Sube y baja un poquito el tono de tu voz para captar su atención y, si ves que se muestra cansado, alterna con ratos de silencio. Los bebés en torno a los cuatro o cinco meses comienzan hacer sonidos, será el hilo perfecto para iniciar una conversación en la que las palabras cuentan poco. Imita el sonido que hace tu pequeño y lo entenderá como un juego que le servirá como base para el lenguaje.

Se acabaron las excusas, es hora de hablar a tu bebé cada día y de hacerlo con mucho cariño.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt