Top Menú

LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)
Salmonelosis en el embarazo

Salmonelosis en el embarazo: ¿Cómo puede afectar a la madre y al bebé?

La salmonelosis es una intoxicación alimenticia causada por la bacteria salmonela. No suele presentar riesgo para las personas pero sí que puede llegar a ser un problema para las mujeres embarazadas así como para el bebé sino se trata a tiempo y como es debido. Te contamos qué es la salmonelosis en el embarazo, cuáles sus causas y cómo se puede tratar.

Salmonelosis en el embarazo: ¿Cómo se contrae?

Como te decíamos antes, la salmonelosis es una bacteria que se puede contraer por dos medios:

  • Si se está en contacto con un animal que tiene dicha bacteria. Los animales que tienen esta enfermedad pueden contagiarla a los seres humanos a través del contacto de sus heces. Si, por ejemplo, tenemos un gato en casa y este tiene la bacteria, nos la puede transmitir al ir limpiar sus heces. También se puede contraer la bacteria mediante el agua del animal infectado, su comida o sus obejetos.
  • Si se consumen alimentos infectados de salmonelosis. La salmonelosis en el embarazo se puede contraer con alimentos crudos, mal cocinados o lavados como pollo, pescado, carne, huevos además de leche o productos lácteos sin pasteurizar, que son los que normalmente tienen la bacteria de la salmonela.

Síntomas de la salmonelosis en el embarazo

Los síntomas pueden tardar unas horas o incluso unos días en aparecer ya que el periodo de incubación abarca desde unas horas hasta los dos días. Hay que prestar especial atención a:

  • Dolor estomacal, náuseas, vómitos, diarrea o malestar general.
  • Fiebre, dolor muscular y/o de cabeza así como dolor abdominal
  • Sangre en las heces, es un síntoma que no siempre aparece.
  • Falta de apetito.
  • Deshidratación.

Cómo afecta la salmonelosis a la mujer embarazada y al bebé

Además de los síntomas que hemos descrito antes, en el caso de las mujeres embarazadas hay que añadir las posibles bacterias de la corriente sanguínea (llamadas bacteremia) que pueden provocar meningitis y que puede contagiar al bebé y la artritis reactiva, una inflamación de las articulaciones que aparece tras una infección intestinal o génito-urinaria. Y es que la salmonelosis en el embarazo puede ser muy dañina para la madre y el bebé.

La infección por salmonelosis atraviesa la placenta lo que puede desencadenar en una enfermedad grave o en la muerte del feto. Es por ello que las mujeres deben tener especial cuidado con esta infección durante la gestación. Ante cualquier síntoma o sospecha se debe acudir al doctor para que indique los pasos a seguir ya sea antibiótico o cualquier otro tratamiento.

Qué podemos hacer para evitar la salmonelosis en el embarazo

Es durante la gestación que se debe prestar especial cuidado a lo que se come para que la madre esté sana y, por lo tanto, el bebé también lo esté.

La OMS señala que la salmonelosis es: “una de las enfermedades de transmisión alimentaria más comunes y ampliamente extendidas, la mayoría son casos leves aunque en ocasiones la enfermedad puede causar defunción”. También indica estos consejos para su prevención.

Para evitar el contagio de la salmonelosis en el embarazado tendremos que lavarnos bien las manos antes de cocinar, lavar bien cada alimento y cocinarlo en su totalidad. Procuraremos no comer huevos crudos a menos que sepamos que están pasteurizados. Evitaremos el contacto con heces y objetos de animales que posean la bacteria, nos lavaremos las manos tras acariciar al animal.

Por otro lado, es importante evitar la contaminación cruzada. Para ellos, debemos conservar los alimentos como la carne cruda o mariscos lejos de otros alimentos y nunca ubicaremos alimentos que estén cocinados con otros crudos.

Ahora ya sabes qué es la salmonelosis en el embarazo y cómo se puede prevenir.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt