900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)
estás de parto

Señales inequívocas de que estás de parto

En las primeras consultas con tu ginecólogo te comunicarán cuál será tu fecha de parto en base a tu última regla, pero se trata de algo orientativo que, en algunos casos, se puede adelantar y en otros retrasar. ¿Cómo saber si estás de parto?

Según se acerca el gran día, la embarazada suele tener su bolsa preparada, sus papeles bien colocados y mucha ganas de ver la carita de su retoño. Pero antes hay que pasar por el parto, un momento que, aunque resulta impredecible, sí se puede intuir si estás atenta a las manifestaciones de tu cuerpo.

4 síntomas de que estás de parto

Los pródromos del parto son esos signos de que auguran que el parto está cerca. Se trata de un término médico procedente del griego pródrmow” que significa el predecesor de un evento. Estas señales son distintas en cada mujer, se pueden presentar en diferente orden en función de la persona o, incluso, no todas en una misma embarazada.

Rotura de aguas

Conocida como la rotura de la bolsa de líquido amniótico que protege al bebé, la rotura de aguas es una de la señales más evidentes de que el parto está cerca, ya que el niño -de ahí la rotura de la bolsa- se está colocando en el canal del parto.

No significa que el pequeño vaya a salir inmediatamente, aún tienes una horas para ducharte tranquilamente y llamar a tu pareja o a un familiar para que te acompañe al hospital- pero sí es importante no demorarse mucho y dirigirse al centro escogido para dar a luz en un tiempo prudencial (si el líquido es incoloro, tienes más tiempo, pero si es de un color oscuro o con abundante sangre deberás ir en la mayor brevedad de tiempo posible porque puede tratarse de un desprendimiento de placenta). Allí, un ginecólogo o matrona evaluará tu estado: si tienes contracciones y cada cuánto son, si has dilatado, si el bebé está bien…

Dilatación

Para poder realizar el expulsivo es necesario que el canal del útero esté completamente dilatado. Esta dilatación tiene que ser de unos 10 centímetros y no toda se realiza en el parto. Días antes de este momento, la mujer puede haber dilatado 2 ó 3 centímetros, pero es difícil saberlo, de ahí que en las últimas semanas se intensifiquen las visitas al ginecólogo para tenerlo todo bajo control.

Contracciones

¿Empiezas a tener dolores? ¿Cada cuánto se producen? Las contracciones suelen traer de cabeza a muchas embarazadas. ¿Cómo diferenciar las contracciones de Braxton Hicks de las verdaderas? Las primeras se producen en el último trimestre de gestación y aparecen después de haber realizado un esfuerzo o al final del día. Siéntate, relájate, descansa y se te pasarán rápidamente. En el caso de que tengas de 2 a 3 contracciones en un periodo de tiempo de 10 minutos se puede decir que el gran momento se acerca. Las contracciones de parto son muy regulares, cada vez más cortas en el tiempo, más intensas, se pueden asemejar mucho a los dolores de regla y se localizan en la parte baja de la espalda y en la pelvis.

Tapón mucoso

La pérdida del tapón mucoso nos alerta de que el parto puede producirse ese mismo día, pasados dos o tres o, incluso, transcurrida una semana. Esto supone que el útero queda desprotegido y puede entrar en contacto con cualquier tipo de bacterias, de ahí que hasta que el momento del parto se produzca muchos ginecólogos recomiendan evitar las relaciones sexuales o los baños en playa o piscina para prevenir infecciones.

Tiene un aspecto mucoso y es importante mantenerlo en buen estado durante todo el proceso de gestación. Hay muchas mujeres que lo expulsan y ni siquiera se dan cuenta y se puede realizar de una sola vez o poco a poco. La expulsión se produce porque el cuello del útero empieza a dilatarse, pero esto puede llevar, como decimos, horas o días.

Si notas que has echado el tapón mucoso y todo sigue igual, es decir sin contracciones ni rotura de aguas ni va acompañado de abundante sangre, no debes preocuparte. De lo contrario, sería aconsejable consultar con tu médico por si hubiese algún tipo de complicación.

Recuerda que, como hemos dicho al principio, no todas las mujeres presentan los mismos síntomas antes de ponerse de parto. Hay embarazadas que no llegan a romper la bolsa y es el ginecólogo quien lo lleva a cabo manualmente, u otras que apenas tienen contracciones (la barrera del dolor de cada persona es variable). Lo importante es conocer los síntomas, saber detectarlos y actuar con coherencia ante un momento tan especial.

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt