900 847 500
LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Tratamiento de anemia falciforme con sangre de cordón umbilical

Hamad es un niño emiratí de 8 años que se ha curado de una anemia falciforme gracias a las células madre de cordón umbilical de su hermano pequeño, Abdullah, las cuales habían sido almacenadas en un banco privado tras el nacimiento.

La anemia falciforme es un conjunto de trastornos hereditarios que afectan a la forma de los glóbulos rojos. Estos glóbulos rojos de forma normal, tienen un contorno circular o discoidal, mientras que en los pacientes con anemia falciforme, los glóbulos rojos adquieren una forma de hoz. Estas células patológicas tienden a agruparse, provocando bloqueos vasculares en capilares, lo cual puede concluir en crisis de dolor, infecciones, daños crónicos progresivos en órganos, y finalmente en infartos. Adicionalmente, estas células presentan una hemoglobina alterada, limitando el transporte efectivo del oxígeno a los tejidos y órganos del cuerpo, por lo que también se experimenta anemia crónica, fatiga y dificultad respiratoria.

Esta patología es una de los desórdenes hereditarios más comunes en los Emiratos Árabes Unidos (EAU), y además aquí se reportan las mayores frecuencias de todo el mundo. La Dra. Maryam Matar, fundadora de la asociación de enfermedades genéticas de los EAU indica: “Es realmente importante para las futuras madres, que sean debidamente informadas sobre la posibilidad de almacenar la sangre de cordón de sus bebés para un posible trasplante. Un trasplante de células madre puede curar la enfermedad y todas las madres deberían saberlo”.

La familia de Hamad, preocupados por la salud de Hamad, decidieron llevar acabo el trasplante de las células madre procedentes del hermano de Hamad que se habían conservado en el momento del nacimiento. La única cura para la anemia falciforme pasaba por el trasplante de esta sangre de cordón, la cual es más efectiva en niños y jóvenes. Cuando existe un hermano compatible, los resultados son extremadamente positivos, donde cerca del 90% de los pacientes sobreviven libres de la enfermedad. A partir de un trasplante exitoso, estos pacientes con anemia falciforme dejan de sufrir los síntomas asociados a la enfermedad y su calidad de vida mejora consistentemente.

Al principio de 2017, una vez que los padres de Hamad tomaron la decisión de llevar a cabo el trasplante, se desplazaron al Centro Médico Hospitalario de niños en Cincinnati (EEUU) coordinados por el banco de sangre de cordón privado, el cual cumplía con los estándares necesarios para dar garantías sobre la calidad de la unidad de sangre de cordón. El trasplante se llevó a cabo el 23 de junio de 2017, y tras un año del tratamiento, Hamad está completamente curado de su enfermedad, viviendo una vida feliz y sana como un niño normal.

Fuente:

https://parentsguidecordblood.org/en/news/hamads-story

Comparte

Notícias relacionadas

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt