Top Menú

LLÁMENOS GRATIS
(L-V de 9:00 a 21:00, S-D y festivos de 9:00 a 18:00)

Un recién nacido japonés cura su enfermedad al recibir células madre del hígado

Se han introducido a un recién nacido de sexo desconocido células del hígado derivadas de células madre embrionarias. El pequeño sufría un trastorno del ciclo de la urea. Debido a esto, su hígado era incapaz de descomponer el amoníaco tóxico.

Hasta que un niño pesa alrededor de seis kilogramos o tiene entre los tres y cinco meses de edad no se considera seguro realizar un trasplante de hígado. Por eso, los médicos del Centro Nacional para la Salud y el Desarrollo del Niño (Japón), decidieron probar un “tratamiento puente” hasta que el bebé creciera lo bastante. Así, inyectaron 190 millones de células hepáticas derivadas de células madre embrionarias en los vasos sanguíneos del hígado del bebé. Tras seis meses, el bebé recibió un trasplante de hígado de su padre. Fue dado de alta del hospital sin ninguna complicación. Ambos tratamientos funcionaron correctamente. Esto abre la puerta al tratamiento de diversas enfermedades en los más pequeños.

Este caso ha abierto la puerta a un tratamiento pionero. Desde el Centro Nacional para la Salud y el Desarrollo del Niño, explican:

“El éxito de este ensayo demuestra la seguridad del primer ensayo clínico del mundo en el que se utilizan células madre embrionarias humanas para pacientes con enfermedades hepáticas”.

Solo dos instituciones en Japón están autorizadas a producir CSE con fines de investigación terapéutica. NCCHD es una de ellas. El sistema funciona con óvulos fertilizados. Entonces, su uso fue autorizado por pacientes que ya terminaron sus tratamientos para su fertilidad, según declaró el NCCHD.

Comparte

No hay comentarios.

Deja un comentario

Comentario


btt